La Juventud Chilena en Solidaridad con el Pueblo Palestino: ¡No a la Anexión de Cisjordania!

La Juventud Chilena en Solidaridad con el Pueblo Palestino: ¡No a la Anexión de Cisjordania!

Este mes de julio, el Estado de Israel hará oficial su plan de anexión
sobre gran parte de Cisjordania, basándose en una falsa “visión para
la paz” y el famoso “Acuerdo del Siglo”, donde se ha autorizado
unilateralmente la anexión jurídica y militar de diversos territorios
palestinos, sepultando los acuerdos de Oslo de 1995, haciendo
inviable cualquier posibilidad de existencia del Estado Palestino a
través de la perpetración de actos criminales; tales como el exilio
forzado de miles de familias y la imposición para quienes se queden
de un sistema de segregación racial.

La colonización ilegal, la ocupación militar, la represión y vejaciones
sufridas por la población civil palestina, a manos del ejército israelí
parecen extenderse en este punto a amenazar la subsistencia,
residencia e incluso la vida misma de más de 2,7 millones de
personas, solo en Cisjordania.

Las Naciones Unidas han condenado reiteradas veces la actuación
unilateral y contraria al Derecho Internacional de Israel, como por
ejemplo: la resolución 446 y 2334 que condena la creación de
asentamientos en los territorios árabes ocupados desde 1967; la
resolución 478 que condena la Ley de Jerusalén del 30 de Julio de
1980; la resolución 672 que condena de forma unánime, inclusive los
Estados Unidos, masacre de al-Aqsa donde se asesinaron incluso
infantes; la resolución 1322 donde se condena el uso excesivo de
fuerza y asesinato de civiles el 28 de septiembre del 2000 en al-
Haram al-Sharif de Jerusalén y otras más.

A la luz del Estatuto de la Corte Penal Internacional, en sus artículos
6, 7 y 8, el Estado israelita ha cometido reiteradas veces los delitos
internacionales de Genocidio, Crimines de lesa Humanidad y
Crímenes de Guerra contra el pueblo palestino a lo largo de su
existencia desde 1947 hasta hoy.

Contra el pueblo palestino se han perpetrado matanzas, lesiones físicas y mentales graves, un sometimiento planificado que acarrea a la extinción física en Gaza y traslados forzosos incluso de infantes, siendo estos comprendidos como delitos de genocidio según el
artículo 6 letra a, b, c y e del anteriormente mencionado Estatuto.
Asimismo, se han desarrollado políticas de colonización y
bombardeos ilegales que conllevan al asesinato de civiles, la
deportación forzada de la población, la tortura y encarcelamiento u
otra privación de libertad física en violación a las normas
fundamentales del Derecho Internacional, constituyéndose los
llamados Crímenes de Lesa Humanidad en el tenor de la normativa
internacional del artículo 7 letra a, d, e, f, h y k del mismo Estatuto.
Asimismo, tribunales internacionales, aunque carezcan de fuerza
obligatoria y no constituyan Cosa Juzgada como es el caso de la
Corte Internacional de Justicia, ha sido igualmente enfáticos en
condenar a Israel, como por ejemplo en HCJ 2056/04. Beit Sourik
Village Council v. Israel. Mientras otros órganos jurisdiccionales
internacionales no vinculantes, como el Tribunal Internacional
sobre la Infancia afectada por la Guerra y la Pobreza han declarado
que el Ejército de Ocupación Israelí es culpable de crímenes de
guerra y de crímenes contra la humanidad.

Llamamos a nuestros legisladores y autoridades a condenar la próxima
anexión ilegal junto con todos los crímenes perpetrados por el Gobierno de
Israel, concretando las sanciones aprobadas por el Senado transversalmente, como también, avanzar hacia sanciones más extensas y duras, como suspensión de relaciones diplomáticas y comerciales, hasta que se cumpla las resoluciones y dictámenes internacionales; debiendo retirarse las fuerzas de ocupación israelí, la disolución de los asentamiento ilegales y devolución de tierras usurpadas, la entrega efectiva de los territorios pertenecientes a Palestina desde los Acuerdos de Oslo a la administración de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), el reconocimiento de Jerusalén Oriental como capital de Palestina y el inicio de una comisión investigadora con un posterior juicio a todos los perpetradores materiales e intelectuales de los Crímenes de Guerra, de Lesa Humanidad y Genocidio perpetrados por las autoridades de Tel Aviv.

Un compromiso con la paz, la dignidad humana y el derecho a la autodeterminación de los pueblos; nos da el deber ineludible de enfrentar
las pretensiones israelíes que amenazan la paz en Medio Oriente, como
también, sus políticas de represión, desahucio y exterminio masivo del
pueblo palestino, de sus tradiciones y su historia.

¡No a la Anexión de Cisjordania por Israel!
¡No más Crímenes y Atropellos contra las Familias Palestinas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *